Diseña un sitio como este con WordPress.com
Comienza

Un cerebro bilingüe, el mejor compañero.

Con el paso de los años, la globalización y la mezcla de información ha facilitado el intercambio cultural, con distintas aristas en desarrollo constante, como por ejemplo los idiomas. Ahora es más fácil acceder a otros idiomas, poder escucharlo en series, películas, con amigos en otros países, en videos de youtube, entre otros. Esto ha fomentado el desarrollo de cerebros bilingües y ha sembrado la necesidad de dominar otro idioma para realizar nuestras labores diarias.

Alrededor de la mitad de la población habla dos idiomas a la perfección. Además de las ventajas en el ámbito laboral o incluso al momento de viajar, las personas bilingües tienen mejores habilidades como la memoria. Investigaciones recientes muestras que el cerebro bilingüe retrasa los síntomas de demencia e incluso les permite recuperarse mejor tras un ictus.

Específicamente, cuando nos referimos a la memoria, el cálculo mental o al comprender un texto utilizamos la memoria de trabajo, que está relacionada con el almacenamiento temporal de la información y su procesamiento, lo cual se desarrolla durante la infancia. Es por esto que, un equipo de investigadores de las universidades de York (Canadá) y Granada, publicaron un artículo donde trabajaron con niños bilingües de entre cinco y siete años, los cuales lograron trabajar mejor que niños monolingües en tareas específicas relacionadas con la memoria.

El cerebro bilingüe no es igual al monolingüe. Ni a nivel fisiológico ni funcional. Hablar más de una lengua hace que el cerebro trabaje de forma distinta, que se activen diferentes áreas neuronales y que aumente la densidad de la materia blanca, de la sustancia aislante que recubre las conexiones nerviosas. Esas diferencias se traducen en la práctica en mentes más flexibles y eficientes, con mayor capacidad de atención y concentración, de resolución de problemas y de memoria, y protegen contra el deterioro cognitivo provocado por la edad o por una lesión cerebral, según aseguran quienes investigan sobre los efectos del bilingüismo. Por otro lado, los bilingües son un poco más lentos al hablar y mas proclives a que se les atasque una palabra en la punta de la lengua.

Junto a una mejor atención y memoria, hablar dos idiomas también parece ser beneficioso cuando se desarrolla demencia. Ellen Bialystok, investigadora de la universidad de York de Walter Gordon York en Desarrollo Cognitivo y Esperanza de Vida, menciona que “los síntomas se retrasan en personas que han sido bilingües de por vida“. En este artículo donde el equipo de investigadores revisaron estudios de neuroimagen y comportamiento que analizaban el bilingüismo en la edad adulta, concluyeron que dominar dos lenguas protege contra el deterioro cognitivo al mejorar la reserva cognitiva.

Según algunos estudios, el bilingüismo puede retrasar la aparición de síntomas en personas que sufren demencia algo más de cuatro años. Por lo que es importante mantener nuestros cerebros y mentes saludables con música, conversaciones con amigos, ejercicio y practicar otro idioma.

Disfruten su día y recuerden que being a scientific was too mainstream.

Anuncio publicitario

Publicado por Andrés Mansilla

Difusión de ciencia en cuarentena.

2 comentarios en “Un cerebro bilingüe, el mejor compañero.

Agregar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: